Fontilles

Salud y desarrollo

¿Qué hacemos?

Fontilles es una asociación sin ánimo de lucro, declarada de utilidad pública. Trabajamos para acabar con las enfermedades relacionadas con la pobreza y sus consecuencias, principalmente las discapacidades y la exclusión social.

Cooperación internacional

Realizamos proyectos de cooperación sanitaria y de lucha contra la pobreza, favoreciendo el desarrollo sostenible de las comunidades afectadas. Los proyectos incluyen: actividades de detección, atención integral del enfermo y formación sanitaria del personal local.

Formación

Realizamos cursos de formación especializada en lepra y otras enfermedades ligadas a la pobreza para profesionales de sanidad tanto en España como en los países endémicos, para garantizar que los afectados reciban una atención adecuada.

Investigación

Con técnicas de biología molecular: buscamos nuevas formas de diagnóstico; estudiamos los mecanismos de transmisión de la enfermedad; determinamos los genotipos para conocer el origen del bacilo y los patrones de transmisión; y las resistencias del bacilo para determinar el riesgo de recaídas y fallos terapéuticos

Sensibilización y educación para el desarrollo

En los países afectados buscamos acabar con falsas creencias y con la marginación de las personas afectadas por la lepra y otras ETDs. En España, recordamos la existencia de estas enfermedades olvidadas, fomentando el respeto a quienes las padecen y la solidaridad.
23
proyectos de cooperación
11
Países de trabajo
417.482
personas beneficiarias
200
Voluntarios
6.227
Donantes

Historia

Fontilles, con más de cien años de historia, inició su actividad en el Sanatorio San Francisco de Borja, en Vall de Laguar, Alicante, que abrió sus puertas el 17 de enero de 1909.
A principios del siglo XX, la lepra en España era un importante problema de salud pública. El desconocimiento y el miedo a la enfermedad hacia que los enfermos vivieran en situación de total aislamiento y abandono. Nuestros fundadores, el Padre Jesuita Carlos Ferrís y el abogado Joaquín Ballester, preocupados por esta situación, quisieron abrir un centro donde los afectados pudieran recuperar la dignidad y recibir una atención adecuada, dentro de las posibilidades de la época pues aún no existía un tratamiento efectivo para curar la lepra. Con el tiempo, con más de 300 enfermos, el Sanatorio llega a ser como un pequeño pueblo, con sus propios servicios de panadería, carpintería, herrería, imprenta y encuadernación, zapatería, peluquería, etc.

1922

Creación del laboratorio de Fontilles con el fin de investigar tratamientos que pudieran mejorar la situación de los afectados.

1923-1930

Construcción de la muralla que rodea el Sanatorio. Con el paso de los años, la convivencia con los pueblos vecinos es buena y en 1964 se tira su única puerta.

1927

El Estado concede a Fontilles el título de Instituto Nacional de Leprología y en 1944 se inicia la publicación Revista de Leprología, con el objetivo de divulgar el resultado de las investigaciones llevadas a cabo en el Sanatorio y otros artículos científicos internacionales de interés.

1945

Se aplica en el Sanatorio la primera droga útil en la lucha contra la lepra, descubierta previamente en Estados Unidos, la Sulfona. Con ella se empieza a destruir el germen, es la primera esperanza de lucha contra esta enfermedad.

1947

Se organiza el primer Curso Internacional de Leprología para A.T.S. y misioneros, con la colaboración de profesores universitarios y personal médico del centro, que, formando equipos son destinados a diferentes comarcas de España a luchar contra la enfermedad.

1955

Se inicia el empleo de Corticosteroides para tratar las leprorreacciones. El éxito de este tratamiento permitirá al enfermo tratarse en su domicilio y hacer más corta su permanencia en el hospital.

1966

El Sanatorio es el segundo centro del mundo en aplicar la Talidomina para tratar las leprorreacciones. Nuevas medicaciones como la Clofazimina, desde 1968, y la Rifampicina, desde 1971, se suman a los medios del Sanatorio para curar a los enfermos. El número de enfermos residentes va disminuyendo y aumenta el número de los tratados de forma ambulatoria, que llega a ser de 420.

1982

La OMS recomienda la multiterapia (dapsona, rifampicina,y clofazimina) para tratar la lepra y, actualmente los pacientes se curan en un periodo entre 6 y 12 meses.

1986

Fontilles inicia su primer proyecto propio en Harapanahalli (India). A finales de los 90 se inician proyectos en Brasil (Araguaia) y China (Tai-Kam) y se amplía el trabajo en India, con nuevos proyectos. Guinea Ecuatorial y Nicaragua completan la lista de los países donde se inicia la cooperación internacional de Fontilles.

En la actualidad

El Sanatorio San Francisco de Borja es un centro de referencia en la lucha contra la lepra en España – se tratan pacientes de forma ambulatoria y recibimos consultas de centros de toda España sobre posibles casos de lepra y tratamientos – ; y en el extranjero – como centro internacional de investigación y formación- Además, sigue prestando atención sanitaria a 27 personas afectadas por la lepra que ingresaron cuando aún no había cura para la enfermedad y padecen sus consecuencias. Para lograr la sostenibilidad del centro se han iniciado nuevas actividades sanitarias como el Centro Geriátrico Borja, que acoge a personas mayores con altos grados de dependencia y el Hospital Ferrís, para estancias temporales en periodos postoperatorios, convalecencia de enfermedades, patologías crónicas, rehabilitación tras cirugía traumatológica, accidentes cerebrovasculares, etc.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para la mejora de la navegación. Si continúas navegando entenderemos que las aceptas.

Leer más